Mi ocio y tiempo libre

Entretenimiento y noticias de actualidad

Botellón: una quedada de fin de semana

En muchas ciudades de nuestro país se sufre cada fin de semana las consecuencias del botellón. Hablaremos en este post sobre algunas de las molestias provocadas por esta forma de ocio que se extiende a los jóvenes desde ya bastantes años.

¿Por qué hacen botellón?

BotellónSi le preguntas a un participante del botellón por qué lo hace en lugar de estar en un bar tomándose unas copas con sus amigos o por qué no sencillamente no se hace. La respuesta será, tomarse unas copas en un bar no está al alcance del bolsillo de ningún adolescente, y se utiliza la bebida como forma de pasarlo bien.

Esto es así, por muy absurdo que pueda parecerle a algunos.

El botellón lejos ya de una forma de beber sin razón aparente, es un modo de socialización que los jóvenes practican cada uno con objetivos distintos.

 

Pero, ¿cuáles son las consecuencias del botellón?

BotellónEn el mejor de los casos, las consecuencias del botellón es una zona de la ciudad completamente sucia, que requiere del servicio de limpieza de forma inminente, no sólo restos de botellas, bolsas de plástico, vasos, o algún otro resto de basura.

También orina en cualquier rincón adyacente, o contaminación acústica provocada por vehículos.

Pero lamentablemente también se asocian a los botellones las peleas, los destrozos y los inconvenientes de tener a una multitud desmelenada alterando el orden en un núcleo urbano.

La celebración de un botellón requiere la presencia de patrullas de policía, además del ya mencionado servicio de limpieza que a veces incluso comienza su trabajo antes de que se quede totalmente despejado.

Y con todo al final la molestia de los vecinos que se quejan de no poder dormir, de pasar por calles sucias, y hasta de presenciar escenas obscenas.

 

¿Se puede solucionar?

BotellónEvidentemente sí. Se puede solucionar si se tomaran medidas como habilitar un lugar específico para los jóvenes o abaratando los precios de las bebidas en los bares.

Está claro que la ley para rebajar el límite de edad para consumir alcohol no debe ser jamás una alternativa. Pero para los que ya poseen la edad mínima y deciden consumir alcohol, en primer lugar se debe ofrecer una información similar a la que se realiza con respecto a las enfermedades venéreas.

Para que al igual que se conocen los peligros de practicar sexo no seguro, se deben conocer los peligros de consumir alcohol sin responsabilidad.

Ofrecer otras alternativas de ocio para los jóvenes sería una buena alternativa para orientar la atención de los participantes a esta práctica.

De forma paralela, el sector del deporte aporta su granito de arena intentando que los jóvenes practiquen cada vez más actividades deportivas que les haga separarse un poco del consumo de alcohol.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.